Saltar al contenido
Apuestas Deportivas

¿Qué es el YIELD?

Las apuestas deportivas están llenas de conceptos que hay que conocer y sobre todo entender para tener ciertas posibilidades de convertirse en un buen apostador. La mayoría proviene del inglés, como el yield, ya que ha sido en los países anglosajones donde las apuestas se han popularizado. Y sí, es cierto que a veces, sobre todo para los apostadores novatos, puede ser un poco agobiante memorizar tantos términos, saber lo que son y entenderlos.

Yield

Pero no os preocupéis. Es verdad que hay muchos conceptos, pero hay unos más importantes que otros. Hoy os vamos a hablar del yield, un término que literalmente significa rendimiento en castellano y que obviamente tiene que ver mucho con su significado en nuestra lengua. Así, si os quedáis un rato con nosotros, es decir, si leéis el artículo, al final conoceréis perfectamente el término yield y, lo que es más importante, lo entenderéis.

Qué es el yield en las apuestas deportivas

Literalmente es el rendimiento proporcional de los beneficios de una actividad económica. Como la actividad económica que tratamos aquí son las apuestas deportivas, el yield será el rendimiento proporcional de los beneficios de las apuestas deportivas. Y aquí la palabra importante es proporcional.

Que un apostador o tipster haya conseguido ganar más dinero no implica que sea mejor. No siempre un apostador que gana en un mes 500€ es mejor que uno que haya ganado 100€. Primero porque no es lo mismo apostar más dinero que menos ya que cuanto más dinero apuestes más dinero ganarás si aciertas la apuesta. Esto es algo fácil de entender. Por este motivo, para que las comparaciones sean más justas, en las apuestas se habla de unidades, no de monedas.

Más no es siempre mejor

Las unidades equivalen a distintas cantidades en función del bankroll (el dinero que tenemos en la cuenta), por lo que no es lo mismo 3 unidades de un bankroll de 500€ que 3 unidades de un bankroll de 100€. Sin embargo, a la hora de apostar sí que son lo mismo proporcionalmente. Si un tipster hace un pronóstico con stake de 3 sobre 10, apostaremos 3 unidades a ese pick y, por tanto, el del bankroll de 100€ apostará 3€ y el del bankroll de 500€ apostará 15€, ya que su cuenta es 5 veces más grande. Como veis, al fin y al cabo, están apostando lo mismo de manera proporcional, solo un 3% del saldo total que tienen para apostar.

Y segundo porque aun contando que en unidades la cosa se iguale, tampoco es mejor apostador el que gane más unidades, sino el que tenga un mejor yield.

yield

¿Y cómo se calcula el yield?

Pues de una manera muy sencilla, ya que la ecuación es esta:

 (Beneficios netos/Cantidad apostada) x 100.

Es decir, que lo que tenemos que hacer es sacar nuestros beneficios, dividirlos entre el dinero apostado y multiplicarlos por 100. Pero como decimos siempre, lo mejor es poner un ejemplo para entenderlo a la perfección y tenerlo totalmente claro.

Pongamos que apuesto 40€ a la victoria del Real Madrid sobre el Atlético de Madrid en un partido de liga que se juega en el Santiago Bernabéu. La victoria del Madrid tiene una cuota de 1,40, por lo que al ganar el equipo blanco me he llevado 56€. Si le restamos los 40€ que he puesto para apostar, nos sale un beneficio de 16€. Pues bien, una vez que tenemos los beneficios (16€) y la cantidad apostada (40€) ya podemos calcularlo:

(16/40) x 100= 40

Es decir, tenemos un yield del 40%. ¿Es un buen yield?

Pues sí, obviamente sí. De hecho, se dice que tener un yield superior al 10% ya es ser un muy buen apostador o un muy buen tipster, aunque esto depende de las apreciaciones de cada uno.

Sin embargo, es relativamente sencillo tener un buen yield con pocas apuestas. Lo complicado es tenerlo a largo plazo, con muchas apuestas de por medio. Es más, el yield es fiable únicamente cuando se han realizado más de 500 apuestas distintas y ya con más de 1.000 podemos tener la prueba perfecta para saber si somos buenos apostadores o no, es decir, si tenemos un yield superior al 10% o no.

Como es natural, también se puede tener un yield negativo. Para poner el mismo ejemplo que antes, si hemos apostado 40€ a la victoria del Real Madrid sobre el Atlético de Madrid y el equipo blanco no ha conseguido ganar a su gran rival, nuestro yield será de -100%. Quedaría así:

(-40/40) x 100= -100%

Sí, todas las apuestas perdidas dan un yield de -100% como no podía ser de otra forma.

El yield es la prueba definitiva

Decíamos el principio que el yield es uno de los conceptos más importantes en el mundo de las apuestas deportivas. Y esto lo demuestra, ya que es el mejor indicativo para saber si somos buenos apostadores o, si queremos seguir a algún tipster, saber si a la larga vamos a ganar dinero apostando a sus pronósticos. Hay que tener en cuenta que lo que significa el yield es, básicamente, la cantidad de unidades que ganaremos por cada 100 unidades que apostemos. Es decir que si tenemos un yield del 10% ganaremos 10 unidades por cada 100 unidades apostadas, o lo que es lo mismo si una unidad es un 1 euro, 10€ por cada 100€ gastados en apuestas.

Profit

Por ese motivo, aconsejamos encarecidamente que, al seguir a un tipster, tengamos en cuenta el yield que tiene y la cantidad de apuestas que lleva. Y si ya esas apuestas se han realizado a lo largo de muchos meses y sigue teniendo un buen yield, es señal inequívoca de que estamos ante un buen tipster al que deberemos hacer mucho caso en sus pronósticos.

Vamos a poner un ejemplo de varios tipsters imaginarios para que sepáis identificar a un buen tipster a primera vista. Eso sí, lo primero que tenéis que hacer es olvidaros de las unidades ganadas, ya que estas no ofrecen un conocimiento real del valor del tispter en cuestión.

  1. Tipster con una muestra de 1.500 apuestas, un yield del 8% y 2.000 unidades ganadas
  2. Tipster con una muestra de 7.000 apuestas, un yield del 2% y 5.000 unidades ganadas
  3. Tipster con una muestra de 8 apuestas y un yield del 80% y 10.000 unidades ganadas
  4. Tipster con una muestra de 8 apuestas y un yield del 2 % y 200 unidades ganadas

Si tenemos estos 4 tipsters y tenemos que elegir con cual quedarnos para seguir sus pronósticos no habría ninguna duda en seguir al primero. Sí, es cierto que el segundo ha ganado más unidades, de echo ha ganado más del doble, pero ha necesitado muchas más apuestas para llegar a esa cifra y su yield le delata. Por otra parte, el tercer tipster tiene un yield mucho mayor, pero también es cierto que el número de apuestas, solo 8, es una muestra demasiado pequeña como para tenerla en cuenta.

A la larga, el yield de los apostadores tiende a bajar, algo normal en un mundo como el da las apuestas deportivas. Como decimos siempre, una apuesta en concreto tiene poco que ver con las matemáticas y las estadísticas, pero a la larga estas cobran cada vez mayor importancia. Y como las casas de apuestas tienen la sartén por el mango, ya que las probabilidades siempre están de su parte, el yield de los jugadores bajará según vayan haciendo más y más apuestas. Como es natural, al cuarto se le puede considerar un mal tipster.

¿Qué hacer para subir nuestro yield?

Subir el yield

No hay ningún truco mágico para subir nuestro yield. Obviamente, tendremos más posibilidades de subirlo sin gastar mucho dinero aprovechando los bonos de apuestas gratis que ofrecen la gran mayoría de casas de apuestas. Esta es una manera de conseguir aumentar el yield sin un gasto excesivo de dinero.

Pero como para subir el yield lo que hace falta es ganar más apuestas que las que perdamos, lo mejor es siempre apostar con cabeza. Esto quiere decir analizar cuantos más apartados del partido o evento en cuestión mejor, ya que como siempre decimos, la información es poder, y mucho más en las apuestas.

Por este motivo, siempre es bueno buscar esa valuebets de las que hemos hablado otras veces y apostar el dinero necesario para cada tipo de apuestas. Para eso, lo mejor es calcular el stake de cada una de ellas. Cuanto más sigamos este tipo de métodos más posibilidades tendremos de minimizar los riesgos de perder dinero y, por tanto, más posibilidades tendremos de subir nuestro yield.

Conclusiones

licencia-icon

Como habréis podido observar, el yield es la marca de todo buen apostador, la garantía que puede ofrecer cualquiera para demostrar su nivel. Es como el hándicap para los jugadores de golf o el cinturón para los karatekas. Con solo mirar el yield de un apostador o un tipster sabremos cómo es de verdad a la hora de apostar y si nos podemos fiar o no de sus pronósticos a largo plazo. Eso sí, al mirar el yield no dejéis de mirar también los picks o apuestas del jugador. Y si ya podéis comprobar el tiempo que lleva apostando, conoceréis al apostador o tipsters como si le hubierais seguido desde que empezó.

El yield es la prueba del algodón.